Como ocurre en la vida, tras cuidar con esmero la siembra, llega la esperada cosecha. En esta ocasión ha tocado la recogida de lechugas...

 

¡Enhorabuena por el buen trabajo!