Este sitio web utiliza cookies para mejorar la funcionalidad, recopilar estadísticas anónimas de navegación e integrar contenido de otros servicios.Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

Imprimir

El pasado 4 de noviembre acudimos los alumnos el I.E.S Mirador del Genil a una adaptación de la famosa obra “El sueño de una noche de verano” de Shakespeare.

Esta adaptación era de carácter cómico a cargo de la compañía, producciones el Galeote (Málaga).

Trataba de tres amigos actores que aparecen en medio de la noche perdidos en un bosque. Tras encontrarse todos, recuerdan que el duque les había entregado un pergamino. Al leerlo descubren que es una orden: tienen que actuar en Iznájar y lo deben hacer bien, porque el propio duque estará allí, si no interpretan la obra como es debido serán decapitados. Y la obra que les manda interpretar es “El sueño de una noche de verano”.

El reparto de papeles en la obra, también le da un toque de humor. Pepe Palante era un actor muy gracioso y tenía una pronunciación peculiar y cómica de la s. El personaje más gracioso era John Rappid, un hombre con un pequeño retraso mental que tiene que hacer el papel de Tisbe. Estos dos tienen que hacer de enamorados. También interviene un tercer personaje que es una mujer de carácter dominante. Durante la obra tienen grandes dificultades al interpretarla, ya que no la habían preparado con antelación.

También contaron con la colaboración del público en todo momento, por ejemplo: una vez Teseo bajó a la parte de butacas para ponerle la corona del duque a uno de los profesores.

El teatro terminó con una rueda de preguntas, en la que nos respondieron a todos los interrogantes que les planteamos. Además nos confesaron que en un momento de la obra tuvieron que improvisar ya que se les cayó un elemento del decorado.

A mi personalmente me gustó mucho, porque generalmente la juventud puede pensar que el teatro es aburrido y esta obra nos enseñó que este puede ser una fuente de diversión. Además pudimos romper con la monotonía diaria y pasar un buen día con los compañeros y profesores.

Carmen Delgado Díaz  4ºA